Caso de éxito eCommerce: Pasitos Centro infantil

«Estamos muy contentos con la decisión de haber creado nuestro propio sitio web. Ahora en Pasitos centro infantil, tenemos más niños y niñas que aprenden divirtiéndose y sobre todo unos padres tranquilos que confían en nuestro trabajo.»

 

Pasitos centro infantil, motiva al juego y a la expresión artística desde lo social, lo cultural y lo personal.

 

¿Por qué se creó «Pasitos»?

Pasitos centro infantil nace como necesidad de dejar a nuestros hijos e hijas en un centro innovador con instalaciones acogedoras donde se encuentren como en su casa, creando para ellos un segundo hogar con un entorno muy familiar.
Así nos convertimos en una opción de calidad para aquellos padres y madres que reconocen la importancia de la educación inicial para el posterior desarrollo y mejora de las habilidades de los más pequeños.

 

 

¿Cuéntanos, por qué elegir estar en Internet?

Buscábamos tener mayor reconocimiento como un centro infantil que presta servicios educativos de calidad e innovación para la primera infancia;  así durante tres meses habíamos probado distintas opciones tradicionales, tales como, entregar volantes, acudir directamente a los padres, enviar mensajes a mis amigos o conocidos, pero los resultados no fueron los esperados.

Después de tan mala experiencia tomamos la decisión de contar con nuestro propio sitio web centroinfantilpasitos.ec brindando la información necesaria para que los padres acudan hacia nosotros e inscriban a sus niños y niñas en nuestro centro infantil. No tenía conocimiento sobre todas las ventajas que Internet nos puede dar incluso pensaba que Facebook era la única herramienta para hacerse conocer pero me equivoqué.

¿Qué cambios ha tenido «Pasitos» desde que cuenta con su propio sitio web?

Como sabes, sólo usábamos nuestro fan page que por cierto, no era bien administrada ahora hasta hemos aprendido un poco de marketing digital gracias a los talleres que hemos recibido—hemos notado un cambio satisfactorio, tenemos más peques, incluso tuvimos que contratar a más profesoras. Estábamos preocupados, bueno, no sólo nosotros, sino también los padres de los pequeños con los que ya contamos, por que si no recibíamos más niños lamentablemente teníamos que cerrar el centro. ¡Enhorabuena decidimos bien!